viernes, 4 de febrero de 2011

Marcas








Marcas. Señales. Casi sinónimos. Y, también, son las marcas, desde el punto de vista del marketing, las que dejan señales, como los animales en los árboles, para que otros reconozcan a los de su misma especie. Determinadas zapatillas, pantalones o perfumes (sus marcas) son los que dejan las marcas sociales de reconocimiento. También pasa con la música. Callas, Coltrane, Bartók u Oscar Peterson (aquella escena en aquella película con Woody Allen) son, además de lo que son, maneras de decirle al otro quién se es. Y hay nombres, músicas, que a costa de ser marcas dejan de ser músicas. Tristano, Lennie Tristano, alcanza, con su mención, para decir tanto que ni falta hace escucharlo. Por eso, mejor volver a él. Aquí, en una interpretación memorable, en Copenhagen, en 1965.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada