lunes, 28 de marzo de 2011

Factor AG

No engañaré a nadie. Con Abel Gilbert escribí Piazzolla. El mal entendido. Sus consejos fueron fundamentales para todos mis otros libros. Y, además, es un amigo entrañable. Es decir, aun cuando crea que soy objetivo al hablar de su talento, tal vez no lo sea. En defensa de mi objetividad, y del posible valor de lo que Abel hace como artista, debo consignar, de todas maneras, que no admiro (profesionalmente) a todos mis amigos, de la misma manera en que no soy (ni, en muchos casos, sería, aun cuando fuera posible) amigo de todos aquellos a los que admiro. Por suerte, ustedes pueden juzgar por su cuenta. Su último libro terminado, El viejo, una biografía de uno de los tripulantes del Gramma que, aunque él diga que no, se convierte en un libro de ficción en la mejor tradición latinoamericana de los géneros mestizos (Facundo, Paradiso, Yo el supremo, etc), ya será editado. El que está escribiendo, sobre los usos de la música durante la última dictadiura militar argentina, lo será más adelante. Y a su grupo/aventura musical/experimento en el borde de casi todo llamado Factor Burzaco, del que acaba de salir un segundo disco que, por ahora, sólo se vende en Europa (aunque Internet, claro...) se lo puede espiar aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada