miércoles, 9 de septiembre de 2009

No soy yo


Un amigo me contaba la historia de un conocido suyo, que al salir de un hotel con su amante se cruzó con su esposa y sólo atinó a decir: "No soy yo". Nieva en Ushuaia, adonde vine a dar una conferencia y un curso, y, mientras tanto, alguien ha usurpado mi identidad virtual, pidiendo desde mi ahora ex dirección de correo electrónico una suma de dinero en virtud de que estaría en Londres y sin billetera. El pedido está hecho con una horrible prosa, que supuse que nadie confundiría con la mía, pero, para mi pesar, varios me han llamado por teléfono para preguntarme si me encontraba en dificultades económicas. Quien así escribe no soy yo. Si así escribiera no me atrevería a pedir dinero. Y, de paso, ya que he perdido contacto con mi dirección anterior, esa que me han robado, y por lo tanto con todos mis contactos, ruego a quienes me conozcan que tomen nota de que mi actual dirección de correo electrónico es la misma que antes pero en gmail, y que, en lo posible, me manden allí un mensaje cualquiera para que pueda volver a tener sus direcciones.

17 comentarios:

  1. ¿Diego? ¿Sos vos? ¿estás bien? ¿necesitás dinero?
    Menos mal que estás en Londres, que hay buen tiempo, porque en Ushuaia no veas como está nevando.
    Abrazo
    GB

    ResponderEliminar
  2. Querido Diego:
    No te sabía en Londres. Espero que estés bien y que el dinero que te mandamos tus amigos, luego de tu pedido, te alcance para comprarte un sandwich. Por lo demás, ya le mandé un mail a todos tus contactos diciéndoles que hay alguien que, desde Ushuaia, hace posteos en tu blog y en tu nombre vaya a saber con qué fin avieso.

    ResponderEliminar
  3. El falso Diego de Londres sabrá algo de música ?
    Estará comprándose una tiorba en The Early Musci Shop ?
    Me quedo con el Diego austral que con nieve hasta en el bulbo raquídeo debe ser mucho más entretenido.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que Diego está en Australia recolectando bulbos porque se muere de hambre después de que le robaron la tiorba en Londres? La situación se agrava minuto a minuto. ¿Alguien tiene la dirección de la embajada de Ushuaia?

    ResponderEliminar
  5. No fue así. Con un porcentaje del dinero recaudado por mi socio, el de la mala prosa, que reconoció que gracias a mi poder de convocatoria había ganado más en unos pocos y fructíferos días que en el resto de su oscura vida, y que algo merecía a cambio, compré tiorbas en Londres y bulbos en Australia, los que revendí con provecho en el mercado negro de Osaka. Ahora estoy de nuevo en Ushuaia

    ResponderEliminar
  6. Vos sí que podés decir "yo es otro"...

    ResponderEliminar
  7. ¡No puedo creer que Diego sea Silvia! Aunque, en realidad, eso, tal vez, explicaría un montón de cosas. Lo de las tiorbas, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  8. No no, el de las tiorbas soy yo!
    silvia es la de las ondas martenot.

    ResponderEliminar
  9. Para tiorba, el griego.
    Diego, que suerte saber que ya estás en Ischigualasto. En casa todos pensábamos que habías sido arrastrado por las aguas del Brahmaputra.

    ResponderEliminar
  10. Yo estoy cada vez más confundido: si Diego está en Ischigualasto y Silvia es la hija de Taras Bulba, ¿por qué Guillermo escribe "Martenot" y no "Mars not" o "Marte no"? Para mí, el intríngulis pasa por esas tiorbas griegas de las que hablaba el Mazzola ese del aceite.

    ResponderEliminar
  11. ¿Ven? Yo sabía. Acabo de hacer sinapsis: Diego está en Ischigualasto contratado por el National Geographic porque parece que tiorbas es la palabra científica que se emplea para describir los huevos fosilizados de dinosaurios, que se rastrean usando ondas Martenot.

    (Entiendo que hay otra hipótesis: Diego es menemista de la primera hora y fue a Ischigualasto a votar en la interna a un candidato Martenot, "pied noir" emigrado al noroeste argentino después de la liberación de Argelia. Todo esto le da mucha vergüenza –a mí también–, pero así son las cosas.)

    ResponderEliminar
  12. ¿qué Mazzola? ¿Dalmacio? Ese daba el pronóstico en telenoche.
    ¡Intríngulis Chíngulis!

    ResponderEliminar
  13. Yo no puedo comentar nada porque estoy componiendo un doble concierto para ondas martenot y tiorba.
    Inspirado en música de danza griega y cantos folclóricos de recolección de bulbos australianos.

    ResponderEliminar
  14. La última entrada me dio hambre, así que, si me perdonan, activo el micro-ondas para cocinarme unos bulbos australianos, según la receta de Diego, claro, ¿que debe andar por dónde?

    pd: Mi mujer me recomienda que reemplacemos definitivamente a Wally por Diego.

    ResponderEliminar
  15. Ya en mi natal Borneo, hastiado de turbias tiorbas y de bulbos de valva, o valvas de vulva, y habiendo gastado mi reciente e impensada fortuna en vanas travesías, aprovecho para preguntar, ¿nadie tiene unos euros para comprarle a mi ex socio de aventuras un buen manual de gramática castellana? (he perdido, creo que intencionalmente, mis apuntes de Kovacci)

    ResponderEliminar
  16. ¿Valvas de vulva? Diego, necesitamos que vuelvas cuanto antes de Borneo. Las cosas no son así; o mejor, las cosas no debieran ser así.

    ResponderEliminar